Reportaje de Familia en Valladolid

Martín & Esteban
Reportaje de Familia en Valladolid

Sesión en el Puente romano de Simancas

Que yo recuerde, uno de los días más calurosos del mes de julio, elegí para este reportaje de familia en Valladolid una localización cerca de un río para poder estar más fresquitos: el puente Romano de Simancas y sus alrededores. Un precioso lugar a tan solo unos pocos minutos de Valladolid donde escapar del calor de la ciudad y disfrutar de sus maravillosas vistas.

Las sesiones familiares de exterior son ideales para poder conseguir más espontaneidad, tener más espacio para jugar e interactuar con el entorno y entre vosotros. De esta manera conseguiremos unas fotografías muy naturales sin poses forzadas, es decir, como sois vosotros mismos, para conseguir un recuerdo propio y único.

Primero, para romper el hielo, comenzamos dando un paseo de reconocimiento por la zona, para que los peques se fueran encontrando cómodos.

Poco a poco Martín y Estaban empezaron a sentirse libres y a ser ellos mismos. Pasamos un buen rato tirando piedras al río para hacer ranas (hacerlas saltar), como más de uno de nosotros hacíamos décadas atrás.

Y casi sin darnos cuenta llegó la hora mágica, esa que nos gusta tanto a los fotógrafos, un precioso atardecer que nos regaló esos tonos cálidos y anaranjados que nos ayudan a conseguir unas fotos tan bonitas. ¡Qué pena que dure tan solo unos instantes!

Después nos acercamos a la orilla del río y disfrutamos viendo algunos pececillos y pájaros que se merodeaban por el entorno.

Y ahora es cuando Martín, Esteban y yo ya nos hemos hecho amigos y puedo conseguir unas fotos muy naturales saltando entre las piedras y posando, consiguiendo algunas miradas muy complices.